Han pasado siete años…esto lo conté un año después.

Han pasado siete años…esto lo conté un año después.

RECORDANDO EL PASADO

 

Rotundo, claro y muy sincero…!!!como extraño sentarme todas las noches en el “Camerino”.!!!
Tenía un ritual cada noche cuando me dirigía al set del programa, ponía música a todo volumen en mi carro, llegaba cargado de energía por el entusiasmo de las canciones que había seleccionado para el trayecto, traía temas a granel para analizarlos con Raúl, Luis y el arquitecto Ubilla.

El 3 de diciembre se cumple un año más desde que abandone el programa que construí y fundé.
La salida de quien escribe esto respondió a presiones de quienes no habían quedado felices de algunos compromisos comerciales que había adquirido a título personal.

Después de 21 años en cable, la salida no fue nada fácil, tenía demasiadas sogas que me ataban al lugar que durante años ayudó a formar a tantos profesionales de la comunicación de hoy en día.

Recibí miles de llamadas que buscaban envenenarme, sacudir mi lengua y encender hogueras de polémica…no, para nada, eso no es lo mio. Podía estar muy triste, pero el honor y ética profesional solo hacían que acepte la medida, sin refutar o criticar nada, como obediente soldado.
El canal ni el puesto eran míos, los ejecutivos podían prescindir de mi cuando ellos hubiesen considerado necesario.

Se empezó a especular con mi salida, decían que un comercial en que había participado con Directv había ocasionado malestar en ejecutivos de TV Cable( que no tienen nada que ver con los de Cablevision)
Semanas antes había solicitado el respectivo permiso, no hubiera hecho nada de eso sin el consentimiento del canal, el permiso fue aprobado y hasta una mención publicitaria de Directv llegó a CD7…y claro que era raro, CD7 se emite por TV Cable, competencia directa de Directv.
Pero si existía consentimiento(que no dejaba de sorprender)pensé que no se estaba incurriendo en ninguna falta.
El respeto y ética con que se manejaron los ejecutivos de Directv fue ejemplar, no hicieron nada sin aceptación previa, sin embargo, la campaña publicitaria no gustó a los altos ejecutivos de TVCable(lo cual era comprensible) y presionaron para que alguien sea sancionado…ahí aparecí en escena como favorito para ese papel.

Fue curioso y hoy asimiló también lo difícil que debió ser, y después de un años hasta lo considero una notable muestra de respeto….
De qué estoy hablando?…
Pues que cuando se convirtió en una especie de vox populi que mi cabeza iba a ser cortada, nadie me lo quería decir oficialmente, había una fuerte dosis de inconsistencia en la seguridad y aceptación a la medida.
Los ejecutivos de TC me lo confesaron, la confirmación era ya casi formal, sintieron que todos habían cometido un error.
Solo hice lo más básico…tome el teléfono y llame al gerente de cable en ese momento…
A Xavier Miranda lo conocía de años, bajo muchas otras circunstancias, afortunadamente tenía la confianza muy difícil de conquistar para el trato con tus superiores, lo llamé y era evidente que la noticia que tenía que dar no era de su agrado(y tampoco de su aprobación)…confirmó lo que rondaba por el ambiente y nadie oficializaba…tenía que salir del cable.

Reconozco que mi reflexión fue muy madura, noble, dolorosa; seguí haciendo programa hasta el día que tenía ordenado laborar, salí al aire y pedí que no se diga nada…fue imposible, Raúl Avilés, a mitad de programa lanzó toda su artillería emocional…me fui, con pena y no se si con con gloria.

Nadie de cable me volvió a contactar, casi 21 años fueron archivados…así es este negocio señores…sabes cuando entras, pero no cuando sales.

Pasó el tiempo y hubo inciertas señales y conatos de regreso…nada, todo fue un fuego que se trataba de prender bajo la lluvia.

No pretendo fomentar chantajes emocionales, ni sufrimientos ridiculos, solo compartir la historia real y dejar claro cómo fue todo…no saben la cantidad de versiones e historias incoherentes que he escuchado sobre el tema.
La directiva del cable trato de resolver el problema, pero había un gran poder comercial superior que ya había dictado sentencia.

PD Cabledeportes desapareció hace tres años…cinco años antes, me habían desaparecido a mi…las memorias de todo lo que paso ahi las debo escribir…son un compromiso…este es solo un capitulo de ellas.

 

 

Descarguen

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.