Diciembre!!!!

Diciembre!!!!


En mis años infantiles leía con desesperación el contador de días faltantes para que llegue la navidad que publicaba(todavía lo hace) Diario El Universo.
Había días en que quería poner presión, apurar las horas, diciembre era el mes excepcional, reunía casi todo; se acercaban las vacaciones, regalos de navidad, años viejos, familiares que venían de visita por fiestas, la gente tratando de ser mejor.

Cuanto de esta visión infantil ha cambiado ahora que ya llevo canas en el pelo?
No mucho la verdad.

Me encanta el esfuerzo de la gente por tratar de ser mejor, al menos en diciembre cambian algo, el resto del año podrán ser estúpidos, pero algo pasa en diciembre.

La euforia de los niños es soberbia, ese gozo inocente puede servir de sano analgésico para cualquier malestar generado por razones reservadas para adultos.

Hay invitaciones por todos lados, te topas con amigos, los abrazos abundan, tragas como vikingo.

Todo lindo hasta ahora no??…pero, pero!!!…
El trafico se vuelve una mierda, consigue parqueo en un mall!!!. Abundan quienes dicen que la navidad es amor y otras cuantas curuchuperias más, que no hay que dar regalos, pero si no les das algo ayayayyyy!!!
El ajetreo sube la velocidad, el compartir con dos familias se vuelve un calvario, el tiempo se torna egoísta. Llega el calor del invierno costeño, sudas y te encuentras con un amigo que corre a matricular el carro a última hora.

Igual gocenlo.

Diciembre, diciembre cuánto traes contigo!!!…sea bienvenido al numero 12!!!

Descarguen

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.