¿Qué hubiera pasado si José Francisco Cevallos no ganaba elecciones de Barcelona?

Home / Deportes / ¿Qué hubiera pasado si José Francisco Cevallos no ganaba elecciones de Barcelona?

«Barcelona necesita gente con billete, con chequeras solidas, no chiros»
«¿Qué puede saber un ex arquero de como manejar el equipo y marca mas grande del país?»
«Es tan evidente que el gobierno se quiere meter con Barcelona, ahora busca adueñarse de este equipo»

Todo eso escuché en aquellos días de contienda electoral que buscaba al nuevo presidente de Barcelona, había tensión, incertidumbre y las deudas en Barcelona seguían creciendo de manera fogosa. La teoría de como manejar equipos que se transmitían desde algunos medios de comunicación masiva  seguían estando alineadas netamente a la capacidad económica y corpulencia de la chequera del candidato.
Durante años llegaron nuevos planes, ilusiones, ofertas; nada se consolido, lo único que era constante fueron las deudas, fracasos administrativos, irrespeto a contrato de jugadores y un deterioro en la institución que tuvo su único analgésico emocional en el año 2012, con un equipo que se coronó campeón, pero donde mas de la mitad del equipo y cuerpo técnico terminaron solicitando se les pague sueldos atrasados, gran parte de ellos tuvieron y tienen juicios laborales con el club todavía.

El figuretismo era consistente, la demagogia y venta de discursos líricos de como exponer el amor a Barcelona también, lo peor de todo, una gran cantidad de seguidores mordía el anzuelo y seguía embarcado en una nave cargada de bacterias.

Valía mas dar gritos declarando persona no grata a un acreedor, que buscar las formas de pagar aceptando la culpa.
Era mas poderosa la condena a los jugadores que no firmaban los roles de pago(sin haber cobrado) que el no poder pagar y mentir diciendo que lo habían hecho.
El trato a algunos jugadores o cuerpo técnico era irrespetuoso y déspota y se lo vendía como las lecciones que merecían ellos, se cumplía con el capricho del momento de directivos que no tomaban las mejores decisiones y peor aun, publicaban sus actos cual trofeos de guerra…en fin, el caos, malestar y ambiente era sombrío en una institución que no colapsó solo por tener las bases e historia de Barcelona en su interior.

Pudo pasar todo eso con el nuevo presidente también, nadie sabia lo que ocurriría, como tampoco sabían si el señor Luis Noboa de haber ganado hubiera cambiado el rumbo de manera radical. No existe bola de cristal con el potencial de predecir lo que hubiera pasado.

Solo me provocó preguntarlo…¿Qué creen que hubiera pasado?

 

 

 

 

 

Descarguen

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.