Memorable, Grandioso, de Entrega, Ejemplar…pero Hazaña no.

Home / Deportes / Memorable, Grandioso, de Entrega, Ejemplar…pero Hazaña no.
Memorable, Grandioso, de Entrega, Ejemplar…pero Hazaña no.

Los kioskos de información que abundan por Buenos Aires no eran en 1971 lo que son hoy, las diferentes calles de la capital Argentina están plagadas de estas naves que derrochan información y literatura de todo tipo, desde Anita la Huerfanita hasta Nicole Oirga.

Pese a que en 1971 no se había dado todavía la evolución de estos módulos de información, igual había ya presencia de mucha literatura y crónica deportiva, la cual hablaba con una seguridad extrema de lo fácil que seria para Estudiantes de La Plata vencer a un modesto y muy humilde equipo del pequeño país de Ecuador; Barcelona.
El Gráfico publicaba:»Lo q canta Estudiantes ¡Mozo, traiga otra Copa!», y era fácil de analizar y asimilar, el equipo argentino era el tricampeon de la Libertadores, habia vencido con facilidad a todos los grandes clubes de America, gozaba de una racha de 12 partidos sin perder en su estadio, 11 victorias y 1 empate.
La Copa Libertadores tenia 11 años de existencia y 6 de esos certámenes habían sido ganados por clubes argentinos…Ecuador?…Ecuador no era nada, era un pequeño país que todavía no había logrado ningún impacto o triunfo memorable a nivel de fútbol en el continente.
Diario  «El Clarín» en su edición del 17 de abril de 1971, decía: «Para los estudiantes, lo de mañana sera una prueba de esas que te regala el maestro para que te volvas pronto al asado de casa, un equipo sin amplitud que llega de Ecuador para ser solo parte del camino que llevara al equipo de La Plata a su cuarta corona del concurso continental»

De ahí que cuando Barcelona derrota al tricampeon de América y con un gol de un sacerdote, la magnitud de la sorpresa y casi nula posibilidad de que un equipo de un país pequeño gane el compromiso se convirtió en hazaña, era lo inesperado, lo que nadie hubiera imaginado de un país que no tenia historia de logros futbolistiscos todavía.

41 años después, lo escrito por el fútbol ecuatoriano es extenso, no hace falta recitar el repertorio de logros y triunfos obtenidos por quienes juegan fútbol en Ecuador, ya los saben, mundiales de fútbol, Copa Libertadores y tantos otros hitos.

Decir que al ganar en Asuncion y darle el titulo de hazaña es como cuando mediocremente se dice «Si se Puede» con la selección …ya es una realidad, ya no es algo imposible y que no se ha logrado nunca.
 Fue heroico, bravo, memorable, increíble, espectacular; y sigan buscando adjetivos para lo que logro Emelec…simplemente no lo ubico en la categoría de hazaña, Olimpia es grande, pero Ecuador ha crecido también y hacer esto ya no es algo remoto.

Descarguen

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.