Las Once de Ponce del 2011…Ponte Once!!!

Home / Deportes / Las Once de Ponce del 2011…Ponte Once!!!
Las Once de Ponce del 2011…Ponte Once!!!

Escrito sumamente agradable sobre un gran año 2011 de Andrés Ponce, lo cierra con buena capacidad para describirlo, creanme, van a disfrutar leyendo esto.

FINAL COPA SUDAMERICANA
No soy un tipo apegado a la religión, pero cuando salí de mi habitación de hotel hacia Casa Blanca me persigné, era tanta la ansiedad que sólo segundos después noté lo que había hecho con mi mano derecha. La previa en Fox fue amplia me permitió entrevistar a varios protagonistas de Liga de Quito en el sector del camerino, disfruté cada minuto de la transmisión y fui testigo privilegiado en cancha de la maquinaria de Sampaoli llamada U de Chile.


EN CANCHA
15 de noviembre del 2011, ese día trabajé para Fox Sports en el Ecuador vs Perú por eliminatorias, darle un vistazo al estadio Olímpico Atahualpa repleto y encontrarme en el borde de campo con dos amigos que aprecio enormemente como Andrés Guschmer (Fox Sports) Y Diego Arcos (Aso de canales) fue bacán! Sí, bacán! El término que utilizamos entre panas, y es justamente lo que son para mí.


En HD
Directv hizo historia en nuestro país, por primera vez en partidos de campeonato nacional se transmitió en HD, fue en el clásico Barcelona vs Emelec del 02-03-11 en el entretiempo y finalización junto a Rómulo Barcos aparecimos en escena. Algún día en la temporada 17 (año 2028) de Deportrivia en la categoría Tecnología en el fútbol la respuesta de 500 puntos será Andrés Ponce, no digan que no les avisé.

ECUADOR VS VENEZUELA POR DIRECTV SPORTS
Quedé maravillado con el profesionalismo, esfuerzo y bondad del equipo venezolano de Directv Sports en Quito, llegaron para la cobertura del Ecuador vs Venezuela por Eliminatorias y frente a la necesidad de un periodista local mi nombre surgió. Fueron momentos de planificación reconocimiento de campo, coordinación y preparación acertada por lo que a la hora del partido simplemente las ideas fluyeron. Ya en el hotel, tras la victoria de la Tricolor, cuando escuché al director de producción en el comedor hablando por celular con uno de los “duros” del canal en su país decirle “el ecuatoriano que nos pusieron lo hizo perfecto, todos quedamos contentos con él” fue un momento de orgullo supremo, no sé si por el reconocimiento a mi trabajo o porque se refirió a mí como “el ecuatoriano”.

11 K
Cuando empecé en el mundo de los medios allá por el 2007 descuidé por completo las actividades físicas, con fines de semana en el trajín de la radio y los estadios era imposible organizar esa parte de mi vida adecuadamente. En Argentina lo sufrí! Caminar durante minutos cansaba, días enteros de un lugar a otro era fulminante! Por ello mi decisión de entrenar apenas aterrice en Guayaquil. Lo hice, cumplí 2 meses regulares de preparación y cuando se presentó la oportunidad de correr 5K, aunque voces interiores me hacían creer que no estaba preparado me decidí por completar un reto impensado! Desde el Cuerpo de Bomberos en la Av. de las Américas hasta el Malecón a la altura de Las Peñas un recorrido que en mi mente aún perdura: la salida, la U Estatal, la 9 de Octubre adoquinada por completo, el chorro de agua del carro de bomberos pegándonos fuerte a los competidores y cruzar la meta en un tiempo aceptable. Otra vez estaba allí demostrándome que lo imposible (para la mente) con dedicación se puede lograr. Una semana después correría 6K, por lo que en una pequeña trampa a muchos les digo que corrí 11K. Este desafío apenas empieza, ¿!pueden creer que ahora sueño con una maratón (42 KM)?!

LA CELESTE
Llegar al hotel Intercontinental de Buenos Aires, conversar con el plantel uruguayo como si fueran tus amigos de toda la vida debe estar en mi lista. ¡Cuánta humildad por parte de los campeones de América! Ninguno se negó a los saludos, a una foto, a una firma. ¡Los aficionados uruguayos inflaban el pecho por tal demostración de los suyos! A muchos nos alegró su coronación.



AL MARIO KEMPES
4 de Julio del 2007, debutaba en Diblu durante la Copa América de Venezuela ese día jugaban Brasil vs Ecuador. Allí me presentaron a Walter Ruíz, Roberto Bonafont, Wacho Constante, Dr. Mauro Velázquez con el nerviosismo del principiante. Pasaron tantas cosas, buenas y malas, debuts y despedidas hasta llegar al 13 de julio del 2011. Estaba anocheciendo, yacía sentado en la parte posterior del bus que nos llevaría al Estadio de Córdoba, recientemente bautizado como Mario Kempes, en un par de horas se enfrentaban los mismos rivales del mi bautizo: Brasil vs Ecuador. Eran 4 años y algo más de aquel dubitativo arranque en la radiofonía nacional, fueron esos instantes en aquel bus amarillo cuando disfruté lentamente minuto a minuto riéndome sólo porque todo el sacrificio había valido la pena.

PETE SAMPRAS
Nunca escondí mi sincero fanatismo por su máximo rival en las canchas, cada vez que se enfrentaron me incliné por su adversario natural André Agassi, sin embargo Pete Sampras y su legado al tenis es indiscutido: 14 títulos de Grand Slam, #1 del mundo, 2 Copas Davis, entre otros logros que lo convierten en uno de los gigantes del deporte mundial. Aprovechando su visita a Guayaquil en septiembre, con motivo de la despedida de Nicolás Lapentti, pude sacarme esta fotografía (en contraluz!) minutos después de su aterrizaje.

SANTA FE

¿¡Cómo explicar con palabras lo que viví y ahora siento por esa ciudad argentina!? Por ello admiro tanto a Béqcer y Neruda, esa facilidad para plasmar en letras aquello que hace latir más fuerte el corazón no es tarea cotidiana para ningún mortal. Me enamoré de sus calles, sus mujeres hermosas, sus dos estadios. Los días de Copa América eran largos, poco se dormía por las exigencias y la gélida temperatura que nos azotaba, salíamos con mi grupo desde Sauce Viejo (a unos 20 minutos del centro santafesino) en un bus urbano en el que cuando se enteraban nuestra nacionalidad se negaban a pedirnos un peso por el traslado, llegábamos directamente al centro de prensa en Blvd. Pellegrini y así cuando la noticia lo ameritaba nuestros destinos intercalaban entre el predio de Colón (concentración de Ecuador), el Cementerio de los elefantes (Estadio de Colón), La Tatenguita (Estadio de Unión) y el Holiday Inn (concentración de Colombia) siempre en contacto con los protagonistas del torneo. La postura de la organización en Santa Fe fue otorgarnos todas las comodidades para nuestra labor y así lo hicieron en cuanto a necesidades básicas del periodista como internet, telefonía y revistas informativas.
Ser ecuatoriano era una ventaja en Santa Fe, nos ayudaban infinitamente más de la cuenta siendo relato cotidiano “!no estamos acostumbrados a ver extranjeros aquí, cuando visitan Argentina se quedan en Buenos Aires!” Y así fue como recibimos una invitación VIP al boliche de moda, llamado Kwan, un lugar fantástico con más de 500 personas dentro, lleno de luces, 2 pisos con un balcón general en el cual presenciamos un espectáculo multicolor, gente de Colón y Union pidiéndonos que seamos hinchas de su club, gente que nos invitaba un asado, y con mujeres de impactante belleza que apenas se enteraban de nuestra presencia nos rodeaban y consultaban todo lo referente a Ecuador, bailaban con nosotros y en una acción sorpresiva alguna de ellas completamente ebria frotaba su cuerpo contra el mío mientras besaba mi credencial sí! Esto está pasando! Pensaba mientras ella me clavaba su mirada en mis ojos y yo no era capaz de quitar mi vista de su lengua pasando por mi fotografía. Era el clímax existencial, cientos de cuerpos saltando y entrelazándose entre sí, la locura se apoderó de ese espacio en su totalidad. Sin embargo, hubo un momento que recordaré sobre los otros, cuando sin aviso el ritmo se vuelve lento y la desesperación por moverse se transforma en cientos de besos apasionados y contacto corporal aún más cercano. La canción programada era «Yo no sé mañana» de Luis Enrique, confieso nunca la había escuchado, el frenesí se apaciguó yo lo bailé (o por lo menos eso intenté) con Juliana, y así en la fría noche santafesina se reflejó uno de esos instantes en la vida que de manera complicada saldrán de tu cabeza. No es una metrópolis, ni tiene famosos lugares de atracción pero el espíritu de una ciudad es su gente y por ellos Santa Fe me conquistó.


FINAL COPA AMÉRICA
Domingo 24 de Julio. Era la gran final, Uruguay venía como favorito ante un deslucido y afortunado Paraguay en el histórico Monumental de River Plate. Fue la primera vez que visité ese estadio que tantas veces vi por televisión, aquel de campeonatos para la Banda Roja, consagración de Argentina en el Mundial de 1978, finales de Libertadores, entre otros. Sin alusiones directas debo confesar que cuando ingresé al reducto colmado de aficionados celestes y albirrojos se me puso la piel de gallina, luego la paliza de Uruguay junto con la vuelta olímpica y las celebraciones son anécdotas. Michael “Figurita” Zambrano, hincha enfermo de River, visitante tantas veces del reducto de Nuñez sabía por donde podíamos ingresar a la cancha y por esa viveza estuvimos alrededor de media hora jugando al mete gol tapa con algunas personas que se encontraban allí. Puedo decir que convertí un gol en el mismo arco en el que lo hicieron Suárez y Forlán en el primer tiempo.

TOCAR LA COPA AMÉRICA
Era la zona mixta del Monumental de River, los uruguayos salían del camerino eufóricos por el objetivo conseguido pero sólo uno cargaba el trofeo: su capitán Diego Lugano. Mientras lo entrevistaba tenía a mi alcance la mítica copa en donde leía el nombre de los campeones y deslumbraba por su singular brillo, la toqué durante algunos segundos con una sensación casi religiosa propia de los adoradores del fútbol y sus dioses.

UNA DE YAPA
PRIMERA TRANSMISION PARA FOX SPORTS
Era un lunes normal, hasta que sonó el celular… era el Chino Pérez quien me preguntaba si estaba libre el jueves, le dije que sí. Al colgar ya sabía la noticia: Remplazar a Guschmer y Diego como borde de campo en Fox Sports para Liga (Q) vs Libertad en Casa Blanca. Yo!? En serio, yo!? Trataba de asimilarlo rápido, no es común que alguien de 25 años tenga esta clase de oportunidades… Una sucesión rápida de imágenes en mi cabeza (cuando no encontraba trabajo, saliendo en el bus a las 6am a Radio Morena con un saco regalado por mamá, armando bisagras, atendiendo en un local de anaqueles) aún en los peores momentos con la tele encendida e imaginando que yo estoy dentro de ella. Volvía a la realidad y hacía tanto frío, como si estuviera en las mismísimas faldas del Cotopaxi. Apoyé mi cabeza contra la pared y sabía que había llegado la hora de la verdad.
Acompañé a “Bambino” Pons y Juanjo Buscalia (mejores tipos no me podían tocar), el partido y la transmisión se desarrolló con normalidad. Como pasa con los futbolistas la ansiedad desaparece en el calor de los pases, los remates, las atajadas… mi ansiedad desaparece en el aporte de cada dato, información o comentario en los 90 minutos. Finalizado el encuentro recibí cientos de mensajes en su inmensa mayoría positivos lo cual siempre agradeceré, pero al estar en soledad esa noche en mi cuarto de hotel leí en la cuenta de Facebook de mi hermano menor Gabriel: Mi hermano Andrés en Fox Sports! Qué belleza! Me conmovió hasta las lágrimas, sentir que las personas que más quieres en el mundo sonríen cada vez que te nombran, es lo mejor que me puede pasar en la vida.

Descarguen

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.