Tiempo de sufrimiento extreno.

Home / Deportes / Tiempo de sufrimiento extreno.
Tiempo de sufrimiento extreno.

Siento que hay una peste altamente tóxica que busca la amargura como forma de vida, la proliferación de quienes apuntan a satisfacer la necesidad de sentirse mediocres es profunda. Es una rapsodia de amargura, que trata de ganar terreno, podría hasta pensar que hay una secta que aspira a contagiar las urbes ecuatorianas, que se dedica últimamente a la tarea de encontrar almas proclives al fango del conformismo perdedor y fumigarlo con su veneno. Permítanme embarcarlos en la nave de las conclusiones, sean parte del estudio. Todo nace en base a comentarios y reflexiones coleccionadas en las últimas cuatro semanas, reflexiones siempre fijas y concluyentes de quien las originó, la fuente es el Twitter y también comentarios en foros de donde se publicó alguna noticia. Yo no pienso lo mismo, pero cada cual tiene su filosofía.

Ejemplo #1

“Si no le ganaba a ese niño de 16 años hubiera sido una vergüenza, es una época malísima para el tenis ecuatoriano”, se dijo vía Twitter.

Ecuador acaba de ganar el derecho para poder acceder una vez más al grupo mundial de tenis, en el que solo hay 16 equipos, ya lo ha hecho antes y sigue dando batalla para estar entre los mejores, es como clasificar al mundial de fútbol (donde entran 32). Lo logrado es de alto crédito y sin embargo se cree que el tenis ecuatoriano no logró nada. El comentario se refiere también al triunfo de Campozano sobre Garín, tenista chileno muy joven, pero con un potencial y futuro abrumador.

Ejemplo #2

“¿Ya eliminaron a nuestros viejos en el mundial de surf?, dudo que pasen de primera fase y si lo hacen es por favorecerlos”, vía Twitter.

Más de 20 países llegaron con sus surfistas mayores de 35 años a Montañita, el nivel de surf es todavía colosal y mucho de ese rango lo ponen los surfistas locales. Cuando terminé de escribir esto ya había tres ecuatorianos en tercera ronda.

Ejemplo #3

“Siempre salen con esos cuentos, que lesiones y otras cosas más, no tienen nivel y punto”, vía comentario de noticia en portal Internet. Alfredo Venegas es un beisbolista ecuatoriano que jugó con los Marineros de Seattle en la sucursal de AAA del equipo y está de vuelta en Ecuador ayudando a pequeñas ligas, una lesión en el codo lo alejó de la fuerte competencia en EE.UU. Tenía nivel, fue el más valioso del equipo en la liga de Venezuela, ESPN lo eligió como uno de los prospectos latinos a seguir, sin embargo, hay quienes creen que todo es cuento.

Ejemplo #4

“Se encontró con la realidad de su nivel y rapidito lo regresaron jajaja”, vía Twitter. Kevin Mercado llegó hasta Argentina para ser parte de Newell’s, entrenó con el equipo y jugó algunos partidos amistosos, de pronto se conoció que regresaba porque no existió acuerdo entre las partes involucradas.

Ejemplo #5

“Se le acabó la piola, siguen creyendo que por ser correlón es buen jugador, normal que lo cambien”. Antonio Valencia era sagrado, casi intocable por el seguidor ecuatoriano, por más pesada que fuese la carga de dolor en el alma o frustración que tuviera el crítico, con Valencia no se metía, pero al parecer ya no es así.

Esto no es producto de un estudio de años o un descubrimiento colosal, ocurre en todos los ámbitos de la vida, siempre hay devotos de Olafo y quienes están dispuestos a sufrir a toda costa.

Descarguen

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.