La Incomprensible teoría del Nogratismo.

Home / Deportes / La Incomprensible teoría del Nogratismo.
La Incomprensible teoría del Nogratismo.

Grato

adj. Gustoso, agradable.
Mediante esta definición, comprendo que el nogratismo, tendencia muy practicada en el Ecuador, no es mas que una manera formal y por escrito para decirle a alguien que te cae mal.

En la antigua Roma se declaraba non grata a alguien, por ser no deseable o rechazado por un gobierno. Estos casos, en su mayoría, eran protagonizados por enemigos de guerra, elementos corruptos o delincuentes comunes que habían perjudicado a la sociedad.

En Ecuador, hace algunos años, la decisión de Reynaldo Merlo de no permitir a la prensa entrar a los entrenamientos de Barcelona, causó una conmoción que sirvió para desnudar realidades, pasiones y represiones de muchos comunicadores.

El hecho origino que representantes del Circulo de Periodistas Deportivos del Ecuador sentencien al estratega como miembro del club «No Grato».

La razón?: No dejarlos entrar a las practicas de Barcelona.

El hecho, el cual estaba completamente dentro de las atribuciones que tenía como técnico, ocasionó una cosecha considerable y vergonzosa de comentarios. Reacciones múltiples y variadas de quienes al parecer, creían tener el derecho y autoridad sobre las actividades de el equipo de fútbol de Barcelona. Como que lo consideraran de su propiedad.

¿Fue irrespeto de Merlo?…No, ¿Descortesía?…tal vez.

Fue ahi cuando la dirigencia pudó ser mas hospitalaria y permitir el ingreso a las premisas del estadio, en lugares en los que tengan acceso a jugadores, no necesariamente dentro del estadio, pero si cerca de los túneles, pero el hecho podia generar malestar del tecnico del momento

¿Irrespeto?…Considero que lo hay mas, cuando en radios le dicen ladrón a un jugador.

¿Grato Merlo?…yo diría antipático, poco accesible y nada amistoso. Ante eso, el podría decir con mucho peso en sus argumentos: «Vine a ser técnico de Barcelona y no a ser simpático».

Escuche también en ese entonces decir, que el hecho de tener fuera del estadio a los periodistas, ponía en peligro su integridad, que si se daba algún robo por la exposición mas salvaje a la ciudad, el responsable seria Barcelona.
¡¡¡Hay que ser burro!!!, el culpable seria el andrajoso delincuente que cometió el delito, no Barcelona.

Recuerdo por ese año cambiar el dial y  escuchar con la soltura verbal del caso, llamar a Barcelona malagradecido, el argumento era el siguiente:
«Después de que se les cubre todos los días sus entrenamientos, así nos pagan, malagradecidos!!»
Es decir que para este periodista, buscar la noticia tiene que tener una gratificación extra que la satisfacción personal del deber bien cumplido.

Pero la postura mas chantajista, sucia y buscadora de una solidaridad malévola es la que busca una estrategia común, lograr que todos se unan y nadie cubra la información de Barcelona, todo esto como herramienta de presión.
Deben de pensar que al no salir Barcelona en los medios, esto desesperara a sus jugadores, técnico y directivos; ante esto correrán atrás de los periodistas a pedirles cobertura otra vez.
¿Es esta una estrategia ética?

No se le puede ordenar o rogar a Barcelona que abra su estadio para la prensa, se le puede solicitar, por los medios correctos, que ofrezcan las facilidades universales que se otorga a los medios de comunicación.
Si después de elegir estos caminos, no tengo respuesta positiva e igual considero que hay noticia en este lugar, seguiré yendo, haciendo mi trabajo, así las condiciones no sean las mejores.
No debo, ni puedo exigir pleitesías, solo tengo el deber de hacer mi trabajo, ser profesional.
Nuestras comodidades o incomodidades para trabajar no son la noticia.

Así mismo, cada periodista tiene todo el derecho a registrar en su conciencia el mal gesto o lo que considere descortesía de la institución.

De lo que si pueden estar seguros es me daría vergüenza ponerme a gritar y patalear como niño bravo en patio de escuela porque no me dejan entrar a algún sitio, en este caso ese sitio es el estadio de Barcelona.

Acá el recurso es fácil, declararlo persona no grata y punto, así lo asustas o dejas un precedente.

Tal cual ocurrió recientemente con Benito Floro, acá la situación es distinta, se le dio el famoso titulo por querer cobrar su dinero y no ser buen dato y esperar unos seis años mas para una deuda que ya tenia siete años de edad. Es decir eres no grato por querer cobrar lo que no te pagamos en siete años, eres buena gente si ofreces seis años mas para pagarte.

El no grato no creen debería ser el que negoció esto, o quien no contestó llamadas, o quien ignoró el caso y lo dejo crecer como espuma maligna.

El concepto este, absurdo y ridículo del no gratismo, tomo una ruta payasa.

Descarguen

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.