La Era de la Hipercomunicacion.

Home / Deportes / La Era de la Hipercomunicacion.
La Era de la Hipercomunicacion.


Gloria despidió a su hija Beatriz en el aeropuerto de Quito, su hija viajaría a EEUU y desde ahí, tomaría otro vuelo a Berlin.
De regreso a casa tuvo algo de trafico, pero tan pronto se estaciono en su hogar ya pudo ver algunas fotos que su hija había subido al facebook desde su teléfono; su puesto en el avión, quien se sentaba a lado de ella y la revista que leía.
Entro a la casa, luego de un baño y algunas tareas de hogar, tomo su computadora, ingreso al website de la aerolínea que trasportaba a su hija y pudo seguir la ruta del vuelo medianta un mapa virtual que indicaba el lugar exacto por el que viajaba la aeronave.

Una vez en EEUU, el avión que transportaría a Beatriz a Alemania, pertenecía a la aerolínea Lufthansa, 8 horas mas de viaje, pero con un recurso atractivo, Lufthansa ofrece internet en sus vuelos, por lo cual, durante casi todo el viaje, madre e hija conversaron vía chat.

A su llegada a su hotel de Berlin, la madre pudo ver la habitación y barrio donde estaría su hija los próximos 15 días, todo al instante. Eso sin contarque: tenia teléfono con servicio blackberry para enviar fotos de manera inmediata, facebook para compartir todas las fotos y parajes que vea o capte su mirada y de regreso al hotel , skype en su computadora para conversar en vídeo conferencia.
Tendrán de que hablar cuando regrese a Quito?

Teníamos estos recursos hace 15, o menos aun, 10 años?
Cuantos de ustedes escriben en la actualidad cartas con puño y letra y las envían por el correo tradicional?

Se puede estar de viaje, lejos y ver el periódico y television de tu país, seguir en vivo el partido de tu equipo local favorito y al mismo tiempo conversar con tu familia viéndolos en vídeo.

La noticias es transmitida de manera instantánea con twitter y las invitaciones, campañas y hasta publicidad son hechas casi en su totalidad por facebook

«Ya mando todo por facebook, para que sepan donde es la celebración de mi aniversario», así escuche el otro día, y ya me paso también, fui víctima de un resentimiento.
No acudí a una fecha importante de un amigo mio, fui reprochado y cuando me defendi, explicando que no había sido notificado recibí como respuesta:
«Pero si lo puse en facebook»…ya se, me van a mirar como a bicho raro, como cuando se enteraron en un capitulo de Mafalda que a Manolito no le gustaban los Beatles…yo no tengo facebook…así es, escribo en blogs, y soy un frecuente usuario de twitter, pero el facebook no ha entrado en mi vida.

Las tarjetas de presentación de compañias y profesionales empiezan ya a llegar con direcciones de facebook y twitter.

Hay ocasiones en que regresa algún amigo que vive fuera del país, que no ha estado en su tierra en 3 años y resulta impresionante lo actualizado que puede estar de todo lo que ha pasado en el día a día de la nacion que abandono hace tanto tiempo.

La tecnología ha favorecido salvajemente la comunicacion, golpeado medios formales tradicionales, el incremento de invitaciones a fiestas por facebook ha subido en un 30%.

Saber tomar lo mejor de todo esto es necesario, pero también hay que ser sabio para saber que tiempo dedicarle.

No quisiera que me digan que el facebook sera el único recurso para la formal y tradicional invitación.

Detesto presencia personal de amigos o familia y que no haya interacción entre quienes se ven las caras porque el teléfono y los mensajes son mas importantes. Es terrible estar en una mesa y que cada uno este en su mundo personal de los mensajes de su teléfono.

Peor no poder tener una conversacion sana y convencional con tus hijos, porque estos son adictos al facebook.

Tomo lo maravilloso que me brinda esto y que juega a favor de la cercanía que puedes lograr con el mundo, pero que la hipercomunicacion no afecte mi acercamiento a quienes tengo a 1 metro de distancia.

Termino solo recordando como en las década del 80 viaje fuera del país 4 meses, recién pude hablar por teléfono con mi mama después de 2 semanas. Las cartas que llegaban eran valoradas como no tienen idea, mi padre me enviaba los periódicos de mi país, los cuales leia de arriba abajo, hasta las esquelas. Eso hoy es parte de la historia que cuentas ya y que al ser protagonista de aquellas circunstancias te convierte en un…viejo!!!

Descarguen

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.