La Buena Voluntad y el Amor a un Deporte.

Home / Deportes / La Buena Voluntad y el Amor a un Deporte.
La Buena Voluntad y el Amor a un Deporte.

Llega temprano al estadio, corre a la cancha y espera con paciencia la salida de los peloteros para el ritual de pre-calentamiento previo al juego.

No es solo un aficionado a este deporte, sino que también tiene una firme determinación de conseguir cambiar las cosas en Ecuador, una determinación que llego hasta Philadelphia, a la serie mundial de béisbol y ha sido regada por la cancha.

Así como disfruta de la serie se esfuerza por hablar con los jugadores y preguntar de que manera pueden dar una mano al Ecuador.

Fabricio Amador es guayaquileño, jugo en Piratas, en la legendaria Liga Miraflores, tenia poderosos sueños relacionados con el béisbol, marchaban a velocidad decente hasta que se estrellaron contra una lesión en su brazo de lanzar, como pitcher, su mundo de desmorono, le cerro la puerta a lo que había sido su vida por años.
Decepcionado tomo un barco y se marcho a Chile. Apago el generador de béisbol de su conciencia y se dedico a lo que era el primer año del resto de su vida.

Se afianzo en su vida como adulto, se caso, tuvo hijos, había proyectos que navegaban con calma; lo que no imagino es que el béisbol no lo había soltado, el podía haberse alejado del juego, pero el juego no de el. Sin darse cuenta termino jugando e Chile, domino esa liga con salvajismo, no había contienda para el en el nivel de ese país.

Volvió a Ecuador y casi al mismo tiempo que buscaba casa, se ponía en contacto con las personas indicadas para volverse a enrolar en este mundo.

Acto seguido, estaba jugando, activando la Liga Miraflores, gestionando citas con autoridades de la ciudad en busca de respaldo, elaborando un torneo para veteranos y, y…conversando con jugadores de los Yankees para llevarlos a Ecuador.

Buen Fabricio!!!

A Mariano Rivera le pidió que vaya, que hacia falta la presencia de alguien como el allá para que los niños se sientan motivados. Dentro de un grupo grande de prensa de todo el mundo, le hablo y pidió ayuda, con el mismo tono y confianza de quien pide un sanduche en la tienda.

El gran Reggie Jackson, presente el la serie mundial como asistente especial de Joe Girardi, head coach de los Yankees.

Que mas queda por hacer?…mucho, mucho mas, ni siquiera hemos empezado.

Descarguen

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.