El Dia Despues.

Home / Deportes / El Dia Despues.
El Dia Despues.

La carga de vivencias que tiene almacenado en su conciencia alguien que nació en 1992 tiene los primeros aspectos claros a partir de los 6 o 7 años; las memorias pueden ser algo borrosas pero ya existen, hay datos que están grabados en el archivo personal del cerebro, en el hipocampo.
Este grupo de personas inició el procesamiento de recuerdos de 1998 en adelante, solo un año después decidieron qué equipo de fútbol sería el de su predilección. Cada uno de ellos que eligió a Barcelona como equipo preferido no sabe lo que es ser campeón, qué se siente, cómo se celebra, qué pasa o qué hay que hacer ese día.

¿Cuántos serán en total?

Sean cuantos sean, lo que sí es un hecho preciso y exacto es que cada uno de ellos no solo que creció sin conocer la dimensión de júbilo que se logra con el título, sino que también se desarrolló escuchando todas las historias y leyendas de cómo un equipo logró 13 títulos nacionales, de cómo en 38 años ganó el 33% de los campeonatos nacionales y de pronto se tomó 14 años sabáticos.

¿Qué esperar de ellos y la euforia contenida que tiene este masivo grupo no mayor de 21 años?

Si ya vieron la película Proyecto X, tendrán una idea clara de lo que podremos presenciar ese día, sea miércoles o domingo, el desborde humano está listo para entrar en acción. Ahora, el factor miércoles o domingo juega un papel decisivo en las manifestaciones y reacciones naturales y por una sencilla razón, un día de esos sí es legal vender alcohol y el otro no.

De lograrlo…¿cómo sería el día después de que Barcelona obtenga el título?

Si quienes trabajan limpiando las calles en la madrugada o mañana del 1 de enero creen que ese día es el de mayor acción y entrega, prepárense para lo que tendrán por delante el día después… cuidado y se llega a récord de toneladas de basura y deshechos en las calles.

El incremento de cuerpos inertes, derrotados y a los cuales la calzada les sirvió de reposo final será considerable. Veredas, capós o baldes de carros, matorrales, mesas de bares, tendrán alta demanda para los que fueron vencidos por el consumo de bebidas alegradoras. Los baños serán populares aquel día, pero tal vez no más que la aspirina el día después.

Y aclaremos que durante las celebración intensa por el título, no solo que estarán los del grupo específico que describimos inicialmente acá, sino que a la hora de festejo ya se habrán juntado todas las edades y grupos que conforman a la hinchada más grande del país y que estarán ya en proceso de conquistas de las calles más representativas de diferentes urbes.

El tráfico será imposible y hasta riesgoso por estas calles. La producción laboral al día siguiente será lenta e iniciaría en horarios irregulares; solo los jefes o supervisores que no celebraron por seguir a otro equipo estarán atentos al horario de ingresos, caso contrario habrá flexibilidad simpática total, haber sido parte de la celebración será como un honor para la empresa.

¿Quién hizo la locura mayor, quién pasó con su manifestación a rango de leyenda?
 Los relatos sobre cómo celebró tal o cual fanático, estarán a la orden del día, es posible que se hable más de aquello que sobre asuntos laborales.
 Ejércitos de personas llegarán en busca del primer encebollado o ceviche post título, casi simultáneamente estarán en las calles ya el DVD pirata de los goles de Barcelona en el 2012.

Las radios jugarán un partido aparte y solo a los pocos minutos de que el siguiente día haya visto la luz, los nombres de nuevas contrataciones se subirán al desfile de probabilidades y especulaciones. No menos de 15 nombres serán mencionados como futuros jugadores de Barcelona en los próximos cuatro días… y seguramente a lo mucho solo dos de ellos terminen jugando para el equipo.

Un partido aparte jugarán los medios de comunicación en el afán de conseguir como invitados en sus programas o salas de redacción a los jugadores, técnicos o dirigentes del equipo vencedor. El buen humor será preponderante, las burlas más sanas en oficinas, abrazos por doquier, pero, por sobre todo, existirá un alivio rotundo en quienes durante años solo leyeron, vieron o escucharon sobre hazañas de Barcelona.

Será el fin de la reflexión: “Quiero que mi hijo vea campeón a Barcelona”.
 Esta cerca Barcelona, nadie lo puede dudar u ocultar, es el amplio favorito al titulo.

 ¿Ustedes, cómo creen que sea el día después?

Descarguen

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.