Del Tambo Internacional al Aguirre Abad

Home / Deportes / Del Tambo Internacional al Aguirre Abad
Del Tambo Internacional al Aguirre Abad

La verdad que mientras deslizaba el bulto de papeletas con las caras de los diferentes candidatos a través de la rendija de la caja tuca de cartón que pisaba firme el piso del colegio Aguirre Abad, me resulto inevitable pensar que hace menos de 30 horas había estado respirando aire africano.

Sera que de verdad este es un mundo mucho mas pequeño de lo que creemos…Noooooo!!!!, después de la cantidad de horas que había permanecido en un avión, si de algo estoy seguro es de eso, este no es mundo de tamaño minúsculo.

Volví a encontrarme con mi entorno, comí 6 huevos de codorniz a 50 ctvs, escuche a una cantante llorona vociferar un tema sobre los celos de los hombres, los militares imponían ordenes con acentos barbaros de serranos, los presidentes de mesa utilizaban revistas como abanicos, la humedad no daba tregua, la masa se movía de un lado a otro llevando consigo rostros de tener plena satisfacción de lo que acababan de hacer y otros desnudaban la completa irrealidad de su mundo apolítico.

Las urnas olían a poder, ambición y derrota.

Solo hace un par de días mis ojos recorrían con mucho detenimiento la historia de Soweto…La verdad es que el Aguirre Abad bajo estas circunstancias electorales tiene un parecido muy respetable con Soweto.

Harta grasa y aceite reciclado para menesteres de cocina deambulaban por las calles.

El Tambo es el nombre del Aeropuerto Internacional de Johannesburgo, mientras bajaba mis maletas del carro que nos transporto del hotel hasta el terminal aéreo jamas dude en mi deseo de acudir a las urnas tan pronto mi cuerpo haya vuelto a mancharse del aire ecuatoriano. En ese momento el reloj ecuatoriano marcaban las 11:00pm del viernes 24 de abril…si, llegaría el domingo a las 1:00pm.

La papeleta floto por el aire y fue a dar a su ultima morada, yo volví a decirme a mi mismo:

«Y pensar que hace algunas horas estaba tratando de aprender zulu en Sudafrica»…No, no es un mundo pequeño, es un mundo sanguinariamente maravilloso.

Descarguen

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.