Aprender a tocar los senos(tetas, chichis, pechos)

Home / Deportes / Aprender a tocar los senos(tetas, chichis, pechos)
Aprender a tocar los senos(tetas, chichis, pechos)

REPRODUCCION SOLICITADA
Publicada originalmente en 2008.

A manera de aporte, ofrecemos nuestra cooperación al Congreso Internacional de Sexología que se inicia hoy en Guayaquil.

Una pequeña aportación de la cabina 14.

Los senos femeninos tienen un gran interés estético, dadas las numerosas intervenciones quirúrgicas que se practican para realzarlos y embellecerlos. Hoy día casi todos conocemos mujeres con implantes. Ciertamente son órganos privilegiados del cuerpo femenino, sin embargo, en consulta hemos oído numerosas quejas de mujeres insatisfechas porque su pareja no sabía acariciarlos.

Pues sí, parece que los senos no siempre tienen el papel erótico que les corresponde.
Según algunas mujeres, no todos los hombres saben desenvolverse en esa zona.
Estas son algunas de las quejas más frecuentes:
-Es que me los toca fatal
-Me los aprisiona y empuja hacia abajo aplastándolos
-No les dedica nada de tiempo
-Los toca por encima, apenas los roza
-Me los agarra como si los amasara, y sin ningún cuidado les da un chupetón, y yo todavía no estoy preparada.

Es verdad que no todas las mujeres tienen la misma sensibilidad, ni el mismo interés por esta zona erótica.
Algunas se quejan de excesiva sensibilidad y tensión mamaria molesta antes de la menstruación, de hecho es uno de los síntomas del síndrome premenstrual. Sin embargo, la gran mayoría de las mujeres disfrutan muchísimo de las caricias en los pechos y algunas llegan a orgasmar con esta estimulación.

La estimulación de los pechos activa terminaciones nerviosas, que provocan una sensación de voluptuosidad en la vulva y la vagina, poniendo en marcha los mecanismos de excitación femenina: la vagina y la vulva se lubrifican, preparándose para el orgasmo.

He aquí algunas recomendaciones para que las caricias en los senos resulten realmente excitantes. Aunque siempre se deben tener en cuenta las diferencias individuales, es fundamental mantener el contacto y comentar con la pareja sus preferencias.

-Empezar poco a poco desde la parte externa hasta el pezón, primero caricias suaves —mucho cuidado con no aplastarlos sobre las costillas—, besarlos dulcemente, aprisionarlos con las manos y con los dedos ir rozando el pezón. A algunas mujeres, cuando están muy excitadas, les gustan que se los chupen con fuerza y les mordisqueen los pezones, también que los pellizquen. Otras encuentran muy excitante que les den besos húmedos, que les pasen la lengua por todo el pecho y por los pezones, que les soplen. Soplar en la superficie húmeda incrementa las sensaciones y puede resultar muy excitante. Una cuestión a tener en cuenta es el no centrarse en un solo seno, hay que ir alternándolos periódicamente.

-Los masajes eróticos en los senos utilizando cremas y aceites también son un interesante recurso. Es clave crear ambiente: luz adecuada, incienso u otros aromas, música. Recordar que los humanos elaboramos cognitivamente los estímulos. Es decir, pasamos los estímulos sensoriales por el córtex cerebral y les damos significado. Por eso, el resultado de la estimulación sexual es tan cambiante dependiendo del momento, de la persona, del lugar, y del estado de ánimo.

-No podemos dejar de mencionar una práctica sexual muy excitante para los dos, se trata de colocar el pene entre los pechos y oprimirlos para que quede aprisionado entre ellos. El contacto pene senos realizando movimientos masturbatorios puede resultar muy erótico.

-Nos hemos centrado en los senos femeninos, pero las recomendaciones, salvando las diferencias anatómicas, también rigen para los hombres, a muchos también les encanta que les acaricien y les estimulen el pecho y los pezones.

FUENTE: soitu.es

Algo nuevo??

Ahora a escuchar opiniones gente de la cabina…especialmente las mujeres.

Descarguen

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.